Mindeporte

barra
a a a a

domingo, 01 de diciembre de 2019

Un total de 8 departamentos participan en el campeonato de fútbol sala paranacional

Cartagena, 01 de diciembre de 2019. -Nacida en la comunidad Embera del Cauca, Lina Valencia encontró en el fútbol sala una oportunidad de vida y un espacio de inclusión.

Cuando tenía tan solo tres años, una fuerte fiebre dejó en silencio su mundo.  Nunca más pudo oír los arrullos de su madre.  En algunos momentos sentía que ni sus familiares más cercanos ni los miembros de su comunidad pudieran entender las preocupaciones típicas de una niña.

Veía partidos de microfútbol de los demás niños y aprendía de los movimientos y técnicas de este deporte, sin embargo la interacción no se hacía fácil por las limitantes en la comunicación.

Sin embargo, decidió indagar un poco más sobre su condición y encontró que en diferentes ciudades existían comunidades que integraban a personas con esta discapacidad.

“A los 12 años, en 2017,  conocí una asociación de sordos en Bogotá que me acogió.  Yo no conocía el lenguaje de señas pero esta comunidad me lo enseñó con especial dedicación.  Desde ese momento empecé a tener una mentalidad positiva y a trazar metas en mi vida” asegura Lina, a través del intérprete que apoya a las delegaciones en el marco de los Juegos Paranacionales 2019.

Su madrina fue quien la acogió como a una hija en la capital del país.  Nelly ha sido su tutora y su apoyo en una ciudad congestionada y caótica, como ella misma la describe.

Y fue precisamente en este lugar donde conoció la pasión por el deporte.  Pese a la poca experiencia que tenía ella y su compañeras en esta disciplina, la fueron adquiriendo en campeonatos pequeños que luego se ocuparon gran parte de su tiempo, para convertirse en un estilo de vida.  Entrena tres veces a la semana, lo alterna con el trabajo en una empresa de estampado de material promocional.

Es la segunda vez que participa en Juegos Paranacionales, la primera vez fue en Ibagué y 2019 en Cartagena, en la dos ediciones vistiendo la camiseta de Bogotá. “Nunca había visto una ciudad tan bonita, creo que no hay una igual en todo el país.  La había visto en fotos, pero nada se compara con la experiencia de estar aquí y poder ver y sentir todo lo hay. He cumplido muchos sueños gracias al deporte y me alegra cómo ha evolucionado el proceso del fútbol sala para personas sordas”, afirma.

Su primer partido, en el marco de los juegos, lo perdió contra el departamento de Antioquia, pero eso no borra la sonrisa de esta payanesa que espera seguir creciendo de la mano del deporte y subir al peldaño más alto del podio.

Prensa Mindeporte

[Ver en formato amigable para la impresora]
barra verde
[Página generada en: 2.331 segundos] [Querys Ejecutados:282] [Querys Cacheados:0]