Coldeportes



barra
a a a a

lunes, 13 de noviembre de 2017

Doble podio bolivariano en el nombre del padre... ¡Y del abuelo!

Ángela Rodríguez le dio dos bronces a Colombia en la modalidad de Rifle de Aire 10 m. del tiro deportivo, un logro que dedicó a los hombres de su vida

No se atreve a calcular cuántos kilómetros separan a Cali de Tunja. Tampoco sabe a ciencia cierta qué tienen en común los tornillos, tubos o enchufes con el tiro deportivo. Mucho menos imaginó subirse dos veces al podio en un mismo día, pero de lo que sí está plenamente segura  es que su júbilo al convertirse en medallista bolivariana en el polígono Bernardo Tobar se celebró tanto o más este lunes en la capital boyacense.

Ángela Rodríguez sabía que, como anfitriona en estos Juegos Bolivarianos, tenía una doble responsabilidad. Y respondió con el mismo número de metales: un par de bronces que aportan para que Colombia retenga la corona lograda hace cuatro años en Trujillo, Perú. Y es que si de reinados se trata, ella lo es en su casa.

“No me considero consentida, pero sí afortunada porque gracias a mi papá y a mi abuelo es que me dediqué al tiro y hoy más que nunca les agradezco y sobre todo dedico este gran paso en mi carrera”, suelta esta tunjana de 33 años con sus ojos a punto de ser agua. (Escuchar audio)


Le cuesta sonreír, pero en medio de la seriedad, la nostalgia la invade al recordar que “ellos disparaban escopeta y fueron transmitiendo esa pasión por el tiro”. La llevaron desde niña al polígono para enseñarle el verdadero valor de las armas, que “podían ser deporte y no sinónimo de violencia”. “Esta es la gran diferencia entre manejarlas bien y mal”, dice.

Por eso los bronces tienen nombre propio. “Estas medallas fueron muy luchadas y trabajadas, son para mi familia, en particular para mi papá Absalón y mi abuelo Arcadio”, asegura Ángela, que tal vez llegue a exhibirlos en la ferretería, el negocio familiar en el que trabaja en la capital boyacense.

Cada vez que voltee a mirarlos, reconocerá igualmente que nada ha sido al azar. O sino que lo diga su entrenador, cuyo proceso de cinco años ya empieza a dar frutos metalizados. “Lo que soy como deportista también se lo debo a César Tobón, quien me apoyó en la liga de tiro de Boyacá y ahora de entrenador nacional”, agrega esta estudiante de Economía.

Los números la atraen y por eso ya hace proyecciones. “El próximo reto son los Centroamericanos, este ha sido un buen comienzo de ciclo, pero podemos mejorar. Incluso, aún me queda una prueba en los Bolivarianos y en la que me siento mucho mejor, como es la de 3x20 que disputaré este miércoles”, advierte.

Sean dos o más medallas las conseguidas en Cali, el orgullo con el que llegará Ángela a Tunja será inigualable. Allí la esperan con ansias su padre y abuelo, quienes le trazaron el camino que ya  empieza a tomar forma de podio. 

Prensa COC - Coldeportes

[Ver en formato amigable para la impresora]
barra verde
[Página generada en: 2.100 segundos] [Querys Ejecutados:284] [Querys Cacheados:0]